martes, 28 de abril de 2015

#156. Bajo la misma estrella, de John Green

Editorial: Nube de tinta
Páginas: 302
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-15594-01-7
Precio: 14,95€

Sinopsis

A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son sólo dos adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel –conocer a su escritor favorito–, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Ámsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte…

Reseña

No me gusta nada la sinopsis de este libro. Me resulta engañosa, ya que parece que el viaje a Ámsterdam sea la trama principal de la historia, pero ni por asomo lo es. Si no hubiese visto de antemano la película y hubiese leído la sinopsis, no me habría interesado jamás por este libro (eso de dos adolescentes viajando de América a Europa para que un escritor les ayude a ordenar piezas de un puzle… en principio no me parece atractivo), pero la realidad es que la trama real de esta obra nada tiene que ver con eso.

Nos ponemos en la piel de la joven Hazel Grace Lancaster, de dieciséis años, a la cual le fue diagnosticado cáncer de tiroides a los trece, que más tarde se extendió a los pulmones. Se le diagnosticó un cáncer terminal, pero gracias a un medicamento (el cual rara vez funcionaba en la mayoría de pacientes) pudo “congelar” el cáncer, sin llegar a eliminarlo pero impidiéndole crecer, alargando su vida indefinidamente.

Su vida gira en torno a sus padres, los cuales la cuidan y son sus principales mejores amigos, los libros, los reality shows de la tele y el grupo de apoyo de la iglesia (el cual Hazel odia), donde jóvenes enfermos de cáncer se reúnen para compartir sus experiencias. Será en una de estas reuniones dónde Hazel conocerá a Augustus Waters, un chico al cual le fue amputada una pierna debido al cáncer. Augustus aparecerá en su mundo para convertirse en su mejor amigo, en su apoyo, en el amor de su vida.

Poco a poco irá creciendo entre ellos una bonita historia de amor que podría resumir en una frase de Hazel: “Sentí que me enamoraba de él como cuando sientes que estás quedándote dormida: primero lentamente, y de repente, de golpe”. A Hazel le costará abrirle su corazón a Augustus (el cual aprovecha cualquier ocasión para ligar con ella), dado que quiere evitar que el chico sufra su muerte. Sin embargo, con el tiempo irá descubriendo que ya no puede evitar ese daño, puesto que Gus está totalmente enamorado de ella, y se dejará arrastrar hacia una agridulce historia de amor.

Ambos compartirán sus mundos y sus gustos, de modo que Gus acaba leyendo y disfrutando el libro favorito de Hazel, Un dolor imperial. Sin embargo, este libro tiene un final inconcluso que ha mantenido intrigada a Hazel desde mucho tiempo atrás. Finalmente, Gus consigue contactar con el escritor del libro, y no solo eso, sino que el mismo escritor les invitará a Ámsterdam (donde vive) para contestar en persona a todas sus dudas sobre el libro.

Los dos chicos y la madre de Hazel emprenderán un viaje a Ámsterdam, ciudad que verá nacer a Hazel y Gus como pareja. Allí conocerán a un políticamente incorrecto Peter Van Houten, el escritor, del cual no recibirán las respuestas que buscaban, pues Van Houten se convertirá en la viva representación de la famosa frase “el mundo no es una fábrica de conceder deseos”…

Finalmente, un inesperado giro en la trama (que seguro que muchos de vosotros conocéis de sobra pero que no voy mencionar) hará que la relación entre los enamorados adolescentes de un giro de 180 grados.

Siento que he hecho un patético resumen de la historia; un resumen bastante lioso que no hace justicia al libro. Creo que al final la sinopsis no era tan mala…

Mi libro favorito, con diferencia, era Un dolor imperial, pero no me gustaba decirlo. Algunas veces lees un libro, sientes un extraño afán evangelizador y estás convencido de que este desastrado mundo no se recuperará hasta que todos los seres humanos lo lean. Y luego están los libros como Un dolor imperial, de los que no puedes hablar con nadie, libros tan especiales, escasos y tuyos que revelar el cariño que les tienes parece una traición.”

¿Qué puedo decir sobre los personajes? Sobre Hazel diré que nunca terminó de gustarme del todo. Tiene un punto chulesco y borde que detesto. Sé que es una adolescente en proceso de formar su personalidad, y que a esa edad casi todos hemos sido difíciles de soportar… y por eso la perdono. Quizás que una niña de dieciséis años sea repelente es lo más normal. Supongo que lo que el autor quería era darle un carácter fuerte. (Lo más curioso es que la Hazel de la película sí me gustó. Me gustó mucho. Supongo que la actriz le aporta al personaje una ternura y una sensibilidad que en el libro no se ven reflejadas).

Gus… psé. No me desagrada del todo, pero tampoco me agrada del todo. Me parece totalmente ridícula la “metáfora” de llevar un cigarro en la boca. Es un detalle que simplemente no entiendo…

Algo que no me gusta de Hazel y Gus es ese derroche de inteligencia e intelectualidad que desprenden en cada conversación. Llegan a ser sumamente pedantes. Admito que ha sido interesantísimo leer algunos de sus diálogos, esas reflexiones sobre el amor, el olvido, la vida, la muerte…, pero no soy capaz de imaginar a dos adolescentes normales hablando día sí día también de esa forma… No me resulta creíble.

Los padres de Hazel, muy tiernos (esa madre que se desvive por su hija y ese padre tan sensible… Son adorables). Y Van Houten… demasiado excéntrico para mí, y al igual que Hazel y Gus, peca de pedante y de exceso de intelectualidad, aunque siendo Van Houten un escritor adulto curtido en mil batallas, me resulta más creíble y se lo permito.

El libro tiene un ritmo rápido, y dicho coloquialmente, engancha mucho, muchísimo. A pesar de todas las cosas que no me gustan de él, lo devoré en dos días y lo disfruté como una niña. Aunque al autor le gusta mucho filosofar y reflexionar sobre temas profundos, es un libro muy fácil de leer y creo que no decae en ningún momento. Me ha gustado especialmente la forma de escribir de Green y pienso hacerme con todos sus libros.

Al final, el tema del cáncer, a pesar de que toda la historia gira en torno a él, creo que es un tema secundario como lo puede ser el viaje a Ámsterdam, siendo la dulce pero triste historia de amor entre los protagonistas el eje principal de la obra. El libro es un poco duro, es difícil llegar al final sin haber derramado unas cuantas lágrimas, pero contiene mensajes muy bonitos y una gran cantidad de frases para el recuerdo. ¿Y qué más puedo decir? Simplemente, me ha encantado. La valoración final es muy, muy positiva. Libro recomendadísimo a todos los amantes de la novela romántica, a los que no os asuste emocionaros. Y a los demás, ¿quién sabe? Quizás os enamore también.

(Por cierto, algunas personas dicen que ese giro en la historia que ocurre hacia el final es bastante previsible. Yo, que no me considero especialmente tonta, ni por asomo me pude imaginar ese acontecimiento, y por ello, aunque es un suceso muy triste, me parece acertado, siendo el final de la historia bastante bueno a mi juicio (bueno como final, no bueno como acontecimiento feliz, ya me entendéis…)).

Sobre la película tengo que decir que es una buena adaptación del libro. Han cambiado muy pocas cosas, lo cual se agradece. Sobre todo me ha encantado esa Hazel tan dulce que interpreta la actriz Shailene Woodley. Gracias a ella he conseguido encariñarme con el personaje.

A todos los que lean el libro les recomiendo ver la película. Merece la pena.

6 comentarios:

  1. Creo que voy un poco al contrario del mundo porque es la única que no he leído de John Green. Algún día... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la mayoría de la gente se inicia por este autor a través de Bajo la misma estrella, es el más famoso al fin y al cabo. Yo te lo recomiendo totalmente.

      ¡Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. A mi también me gusto muchísimo este libro, al contrario que tú, yo si disfrute un montón con las conversaciones entre ellos...creo que es una novela de la que se pueden extraer muchas enseñanzas.

    Me alegro que lo disfrutases.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva! Quizás no me he expresado bien, pero en la reseña lo que quise decir es que me gustaron mucho esas conversaciones, que eran muy interesantes, peeero que no veía muy creíble que dos adolescentes hablasen de esa forma tan... adulta xD

      ¡Muchas gracias por comentar! Un beso ^_^

      Eliminar
  3. Hola!
    A mi sin embargo no me gustó nada del libro. Me resultó completamente previsible (dos jóvenes enamorados con cáncer... ejem nadie sabe lo que va a pasar, noooo xD), los diálogos aburridos y forzados, nada de emotividad. No entiendo muy bien con qué parte llora la gente y se emociona porque a mí el libro me dejó muy fría, le han dado unas expectativas que no son normales. Si alguien quiere emocionarse con un libro que trate el tema del cáncer siempre recomiendo Un monstruo viene a verme.
    Sin embargo sí que es cierto que la película me gustó más, me parece más cercana.
    Cada uno tiene un gusto :P
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola! (✿◠‿◠)
    Soy Arya del blog El Rincón de Arya
    http://elrincondearya.blogspot.com.es/
    No sé si leeré este libro, pero la película me encantó =)
    Me gusta mucho tu blog, te sigo!

    Besos.

    ⏃♥ Arya ♥⏃

    ResponderEliminar