miércoles, 23 de agosto de 2017

Reseña #271. No soy un monstruo, de Carme Chaparro

Portada de la novela No soy un monstruo de Carme Chaparrao, donde se puede ver la imagen de un chico moreno con el pelo largo bastante difuminada.

No soy un monstruo


Editorial: Espasa
Páginas: 336
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 9788467048964
Precio: 19,90€

Sinopsis

Premio primavera de novela 2017

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en <<No soy un monstruo>>, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.

Reseña

Una novela llena de emociones que te pondrá la piel de gallina.



Tal y como dice la sipnosis todo comienza en un centro comercial. Alguien está acechando entre el bullicio de la gente, esperando el momento oportuno, buscando el más mínimo despiste de un ajetreada madre para arrebatarle a su pequeño. No puede ser de otra manera, tiene que ser un niño y tiene que ser así. Porque seguro que esta vez funciona, y una vez todo comience, ya no hay marcha atrás.

Ana Arén, inspectora jefa del SAF, Brigada provincial de la policía judicial de Madrid, está completamente desorientada. ¿Es cierto lo que acaban de decirle por teléfono? ¿Otro niño desaparecido?, ¿en las mismas circunstancias, en el mismo sitio y... con características físicas parecidas a Nicolás? ¿Slenderman otra vez? No, no puede ser, no otra vez, esto debe ser una pesadilla, pero allí se dirige tan rápida como puede.

Por otro lado Ana no es la única que recibe esa fatidica llamada. Inés Grau, presentadora y periodista del Canal 11, estaba en una reunión cuando su teléfono sonó y le comunicaron la noticia. Realmente es una muy mala noticia, pero ese es su trabajo, ¿no? A veces cree haberse equivocado de trabajo, pero realmente por muy desagradable que sea, es lo suyo. Y ahora tenía que llegar allí antes que nadie y dar la gran exclusiva, la información es filtrada y no hay tiempo que perder, además, si es cierto lo que ha escuchado, el caso se parece demasiado al de Nicolás.

Cada segundo cuenta para poder resolver el enigma, Ana no está dispuesta a perder otro niño, ya sufrió bastante hace dos años con la desaparición de Nicolás, y esta vez Kike es su prioridad, más que cualquier otra cosa. Por ello recurre a su amigo Joan, un impresionante hacker, que les ayuda extraoficialmente en sus investigaciones. Con unos pequeños retoques Joan ha conseguido maravillas con el programa NeuroQwerty y con él van a intentar llegar hasta el secuestrador. 
Y no hay tiempo que perder, porque si la noticia de la desaparición de Kike es nefasta lo peor está aun por llegar: otro niño ha desaparecido, mismas características y circunstancias, pero a este niño lo conoce desde que estaba en la barriga de su madre. ¿Soportará Ana tanta presión? ¿Descubrirá junto a sus colegas toda la trama que se esconde detrás de las desapariciones?

Reloj dorado y con agujas, con alas de libélula de pie en una mano de mujer

«El secreto para desestabilizar a una persona es la paciencia. La suavidad. 
El poco a poco. Ir abriendo uno a uno todos los poros de su piel sin que se
 dé cuenta hasta que le has dejado en carne viva y ya es demasiado tarde.»


La novela se desarrolla en un actual Madrid, narrada en capítulos encabezados por el nombre del protagonista del que va a tratar cada uno. Si bien son varios los protagonistas de la historia, yo me he centrado en los principales y más importantes.
Es muy interesante que haya utilizado a varios personajes para el desarrollo de la historia, eso hace que el lector sea el único que conozca todas y cada una de las perspectivas de los personajes y por tanto que conozca toda la información.

La historia es verdaderamente real, es decir, las descripciones e información recibida durante toda la lectura es tan sumamente concisa y escrupulosa que la hace real. 
Su escritura es ágil, fresca y directa, nada de detalles ni enredos innecesarios en la historia. En cuanto al narrador, salvo en los capítulos en los que Inés sea la protagonista y los narra ella misma persona, se presenta como un narrador omnisciente

He disfrutado mucho de este maravilloso libro. Me he llegado a emocionar bastante con alguno de sus personajes y por supuesto con su historia. Por desgracia la desaparición de niños es algo que lo vivimos aun a día de hoy, y desde mi perspectiva es una muy buena historia para comprender la gravedad de un caso así.

Hay otro punto del libro que me ha puesto la piel de gallina, y es el nombre al que llaman al secuestrador, es una leyenda urbana sí, pero desde que la conozco siempre me ha dado un pelín de repelús, y más desde que en un videojuego volví a ver la «cara» de Slenderman. ¡Me da mucha grima!

No tengo nada negativo que aportar a este libro, pero si que es cierto que, quizás, la autora se enrolla un poco en la historia de la descendencia de Ana, aunque al fin y al cabo es importante, ya que por ello sabemos que tiene el carácter que tiene y demás cosas de su personalidad.

En conclusión, un libro emocionante y actual, recomendado para todos los lectores, sobre todo a los amantes de las novelas policíacas.

2 comentarios:

  1. Hola!
    No conocía este libro y no se cuantas posibilidades hay de que llegué al otro lado del mundo (Argentina) para poder leerlo pero desde que leí el título mientras iba viendo la sección de noticias de blogger me llamó la atención y tu reseña solo hace reafirmarlo. Me gustan los thrillers que estan bien narrados y que no tienen finales predecibles y obvios. Aparentemente este tiene muy buena pinta. Ojala, ojalá alguna vez tenga la oportunidad de leerlo.
    Gracias por la recomendación.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas tener la oportunidad de leerlo y que lo disfrutes tanto o más que yo. Gracias a ti por comentar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar