martes, 16 de enero de 2018

Reseña #286. Los dieciséis árboles del Somme, de Lars Mytting

Portada de Los dieciséis árboles del Somme de Lars Mytting, donde se ve una muchacha en vestido blanco mirando hacia una casa de madera al fondo.

Los dieciséis árboles del Somme


Título original: Svøm med dem som drukner
Traductora: Cristina Gómez Baggethum
Editorial: Alfaguara
Páginas: 467
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
ISBN: 9788420426778
Precio: 20,90€

Sinopsis

Edvard Hirisfjell, a sus veintitrés años, abandonará la granja de Noruega donde ha vivido con su abuelo para encontrar respuestas a los numerosos interrogantes que rodean la muerte de sus padres ocurrida en 1971 en un antiguo campo de batalla del Somme, escenario de uno de los más cruentos episodios de la Primera Guerra Mundial.

Una novela acerca del amor, la verdad y la mentira de varias generaciones de una familia, así como de la historia y de la naturaleza que rodea a esta; pero también acerca de los árboles, sobre todo de estos y de la madera.

Reseña

Una novela nórdica abalada por sus personajes, en la que el protagonista buscará esclarecer los misterios y las mentiras de su familia.


El veintitrés de septiembre de 1971, una pareja franco-noruega fallece en Authuille, en el norte de Francia, al adentrarse en un campo de batalla de la Primera Guerra Mundial e inhalar un gas venenoso procedente de una vieja bomba no detonada.

Esta es la parte de la historia de la muerte de sus padres que Edvard conoce a través de su abuelo noruego, Sverre, quien lo adoptó tras el accidente. Pero, en tercer curso, encuentra casualmente la parte de la noticia que nadie le había contado: él se encontraba con sus padres durante el trágico momento y estuvo desaparecido hasta cuatro días después, cuando fue hallado en la consulta de un médico a ciento veinte kilómetros del lugar del suceso.

Así, aparecen en la mente del chico una serie de interrogantes: ¿por qué lo llevarían sus padres a un lugar repleto de bombas? ¿A qué fueron ellos allí? Su abuelo asegura no tener respuestas.
En 1991, con la súbita muerte de Sverre, Edvard es por fin libre para emprender la marcha. Además, el fallecimiento del anciano ha sacado a la luz muchos más interrogantes ocultos entre los papeles que este había archivado, la mayoría relativos a Einar, su hermano y tío abuelo de Edvard. 

Distintos desde que nacieron, los dos hermanos se enemistan en 1943, año en el que Sverre se inclina por el bando alemán y su hermano, por la resistencia. En 1944, Sverre recibe la noticia de la muerte del ebanista, acaecida en Francia, concretamente en Authuille, donde habían muerto los padres de Edvard. ¿Podría haber alguna conexión entre ambos sucesos? Además, si Einar murió en esa fecha, ¿cómo pudo enviar en 1979 el ataúd que se guardaba en la funeraria del pueblo para su hermano? Y, ¿qué significaba la anotación en los papeles de Sverre datada en 1967 «Einar Lerwic 118»?

Con todos estos misterios y más flotando en su mente, Edvar emprende la marcha partiendo de la pista Lerwick 118, que lo lleva a las islas Shetlands y, de ahí, a Francia, donde descubrirá la verdad sobre sus padres y sobre sí mismo.

Hombre joven borracho en la barra del bar, con una copa de alcohol entre las manos y la cabeza sobre el otro brazo.
Fuente: https://patriciacamposdomenech.com
«Quizá la mentira sea como el aguardiente, me dijo. Tienes que beber con 
regularidad para ocultarte a ti mismo el hecho de que bebes. Pero quizá 
con la verdad pase algo parecido. Hay que beberla hasta apurar la botella.»


La novela nórdica suele presentarnos brillantes descripciones de los lugares en los que se desarrolla. Lars Mytting no se queda atrás, rozando el virtuosismo con sus deliciosas descripciones de dos bosques que marcan la vida del protagonista -el de los abedules flameados y el de los dieciséis árboles del Somme (que da título a la novela)- en las que se nota su inmenso conocimiento sobre la madera. Esta pasión también se refleja cuando nos habla de los trabajos de ebanistería de Einar.

No obstante, los personajes son sin duda lo que más llega a marcar al lector. Einar y Sverre muestran un fuerte carácter, siendo especiales cada uno a su manera, el primero con su apego a la madera y el segundo, con su inmenso amor por la tierra y la música. Ambos nos enseñan la importancia de luchar hasta las últimas consecuencias por aquello en lo que se cree.

Edvard, quien es el narrador de la historia en todo momento, sin duda, es también especial: empieza siendo un chico tranquilo de pueblo y va madurando para afrontar la vicisitudes de su viaje y para lograr asimilar las verdades que va descubriendo, así como para incorporar el amor a su vida eligiendo entre la en apariencia tranquila Hanne y la aparentemente pija, antipática, egocéntrica y segura de sí misma Gwen. La primera está fuertemente ligada al mundo conocido de Sanksum y la segunda a la búsqueda de respuestas sobre la parte más desconocida de su historia. Ninguna resulta ser lo que parecía.

Sobre la historia, he de decir que me ha resultado apasionante y que me he sentido bien acompañando al protagonista en su búsqueda y viviendo a su lado el despertar de sus recuerdos, que ha sido magistralmente llevado a cabo por el autor.

Pese a la gran cantidad de interrogantes y misterios que se han ido planteando a lo largo de la obra, me he sentido tranquila y cómoda con esta lectura, sensaciones muy lejanas a las que me han producido otros adolescentes de obras noruegas, la mayoría angustiados y angustiantes, rodeados siempre de problemas con drogas y alcohol, violentos, malvados a veces y siempre solos, muy solos, y tristes, muy tristes.

En conclusión, una novela llega de misterios, con unos personajes especialmente bien construidos, que deja tras su lectura un gusto a madera, como los buenos vinos. Genial Lars Mytting, pronto empezaré otra de sus obras, El libro de la madera.

8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Bua, pues tiene muy buena pinta. La verdad que me he quedado con la intriga de saber más. Me la apunto para un futuro, de momento quiero terminar con los libros de mi estantería :(.
    Gracias por la reseña.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Haces bien en acabar con los libros de tu estantería antes de empezar con este. A mí me gustó tanto que todo lo que me estoy empezando después me parece mediocre.
    ¡Un beso y muchas gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. Buenos días
    Vengo de a iniciativa Seamos Seguidores, espero verte por Nomáscuentosdeprincesas

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. Hum, no me suelen convencer este tipo de novelas, pero vaya, me gusta lo que cuentas y la verdad es que es todo muy misterioso. Lo pensaré ;)

    ResponderEliminar
  5. Es una novela que merece la pena,animate y me cuentas

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Me encanta que la historia parta de de Norugega y nos lleve incluso a Francia. La protagonista ronda la edad de mi hermana, así que sería un buen regalo para ella ツ

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Acierto seguro.Gracias por tu comentario.UnBeso

    ResponderEliminar

¡Déjanos tu comentario para que conozcamos tu opinión!
Todas las opiniones cuentan, pero desde el respeto :).
¡Muchas gracias!