11 mayo, 2018

Reseña #296. Te dejé ir, de Clare Mackintosh

Portada de Te dejé ir, de Clare Mackintosh, donde se ve una mariposa anaranjada posada en una ventana, observando la lluvia.

Te dejé ir


Título original: I Let You Go
Traductoras: Ana Alcaina y Verónica Canales
Editorial: Debolsillo
Páginas: 432
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788466334907
Precio: 12,95 €

Sinopsis

Todo sucedió muy rápido. No podría haberlo evitado... ¿o sí?

En un solo segundo, el mundo de Jenna Gray se ha convertido en una pesadilla. Su único deseo ahora es huir para empezar una nueva vida lejos de todo. Desesperada por escapar, alquila una pequeña casa en la costa de Gales, esperando encontrar allí el modo de olvidar.

Poco a poco, Jenna empezará a vislumbrar la luz de un futuro. Sin embargo, la persiguen sus miedos, una pena insoportable y el recuerdo de una oscura noche de noviembre que cambió su vida para siempre.

Porque nadie puede huir de su pasado... y el pasado está a punto de alcanzarla.

"Uno de los mejores thrillers psicológicos del año. Un libro que no te dejará ir".

Reseña

Una novela intrigante desde la primera a la última página y que atrapa al lector.


Arriesgué al adquirir esta novela, la primera de esta autora, de hecho. No solía leer novelas de misterio y policíacas antes, y no sabía si me iba a gustar o no. Dudaba de si debía comprarla, pero al final lo hice y, la verdad, no me arrepentí de ello.

La historia está dividida en dos partes. Al inicio, se encuentra el prólogo, narrando en tercera persona el atropello de un niño en una tarde lluviosa. Después, comienza la primera parte, con el principio de la investigación policial, narrado también tercera persona, siendo el narrador omnisciente. En el capítulo dos, hay un cambio de narrador, esta vez la que narra es nuestra protagonista, Jenna Gray quien, huyendo de su pasado, se refugia en un pequeño pueblo costero de Gales. Es allí donde comienza de cero, aunque los fantasmas de su pasado la persigan en forma de pesadillas y en forma de sentimientos desagradables que le hacen recordar una tragedia vivida y una pérdida.

A la vez, se desarrolla la trama de la investigación del atropello del niño, mostrándonos el día a día de Ray, el policía encargado de resolver ese homicidio, tanto en el trabajo como fuera de él, con su mujer, con la que parece estar teniendo una crisis, y sus dos hijos, uno de ellos un poco problemático. Por tanto, nos encontramos con dos hilos argumentales contados desde diferentes perspectivas: la de un narrador omnisciente en tercera persona, en la trama de la investigación, y el narrador en primera persona, Jenna Gray. Más adelante, también tendremos a un narrador en segunda persona, cuya identidad solo conoceremos hacia el final de la novela.

La protagonista me pareció una persona atormentada por su pasado, pero a su vez, aunque huya, valiente, porque se atreve a marcharse a un sitio desconocido a empezar de nuevo, lo cual le confiere bastante fortaleza. El personaje me gustó bastante, y también me parecieron muy reales las situaciones vividas por Ray. Todos son unos personajes creíbles, bastante humanos, que casi traspasan las páginas del libro.


Mujer con vestido blanco y descalza huyendo por un campo hacia la niebla.

«Nunca pensé que saldría huyendo. Nunca pensé que llegaría a tener que hacerlo.»


Aunque en un primer momento la historia pueda parecer predecible, no lo es. En esta novela nada es lo que parece. A mitad del libro, en concreto al final de la primera parte, hay un giro argumental de ciento ochenta grados, que me hizo quedarme con la boca abierta y aumentaron mis ganas de seguir leyendo y de empezar la segunda parte, donde se desarrolla parte del nudo y, finalmente, el desenlace, que no creo que pueda dejar indiferente a ningún lector.

La pluma de la autora es ágil, puesto que su libro es rápido y fácil de leer; es intrigante y está cargado de tensión en ciertos momentos. No desvela nada, y mantiene un poco a oscuras al lector en la primera parte, pero lejos de ser una desventaja, es una virtud, porque el sorprendente giro de la trama no podría haber sido posible sin ello.

Reconozco que, desde que empecé a leer, no fui capaz de soltar el libro hasta que lo acabé por la apremiante necesidad de saber lo que iba a suceder. No puedo hacer más que recomendarlo, sobre todo a los amantes de los thrillers con componentes psicológicos.

En definitiva, se trata de una novela apasionante, atrapante y sorprendente que hará las delicias de aquellos lectores a los que les encante la novela negra, y un muy buen comienzo de la carrera literaria de Clare Mackintosh.

4 comentarios:

  1. Hola, no lo conocía. No creo que lo lea pero me alegra ver que te ha enganchado y gustado. besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Ya sabéis que me encanta esta temática y me lo llevo apuntado del tirón. Aunque no creo que lo lea hasta dentro de mucho porque tengo muchas lecturas pendientes :(. Me alegra leer que te ha gustado, espero disfrutarla yo también ^^.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Espero que cuando tengas tiempo y lo leas te guste tanto como a mí. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Siéntete libre de comentar qué te ha parecido el libro y la reseña, ¡pero siempre desde el respeto!
¡Muchas gracias!